El Museo Taurino, el Museo Julio Romero de Torres, el Alcázar de los Reyes Cristianos y los almacenes de las oficinas de calle Rey Heredia están integrados en un único sistema SENSONET para facilitar las tareas de conservación preventiva.

 

Los cuatro edificios están ubicados en el centro de la ciudad. El museo Taurino en plena judería, el Alcázar y el museo Julio Romero de Torres muy cerca del río Guadalquivir y los almacenes de la calle Rey Heredia a escasos cien metros de la mezquita de Córdoba.

Esquema de integración sobre plano ciudad

Las colecciones y piezas del museo Taurino junto con los cuadros del museo Julio Romero de Torres están controlados en temperatura, humedad relativa y luz visible/UVA/UVB con un conjunto de veinte siete sensores repartidos por estos edificios y almacenes.

 

Alcázar de los Reyes Cristianos

Con un controlador SENSONET en el museo Taurino y tres repetidores IP repartidos en el Alcázar, el museo Julio Romero de Torres y las oficinas/almacenes de la calla Rey Heredia, se captan las medidas de los veintitrés sensores de temperatura y humedad relativa y los cuatro de luz visible y luz ultravioleta en las bandas A y B.

Museo Taurino

De esta forma los conservadores, independientemente de dónde estén trabajando, pueden acceder a ver en tiempo real las medidas de todos los sensores además de descargarse las medidas históricas o gestionar la información relevante.

 

Museo Julio Romero de Torres

El repetidor IP es un sencillo dispositivo -que no tiene mantenimiento- que capta las medidas recibidas de los sensores inalámbricos de un edificio y las reenvía en tiempo real al controlador SENSONET ubicado en la sede principal. Su latencia es de apenas 2 segundos, esto es, la medida ambiental de los sensores remotos se almacenan como si estuvieran en el mismo edificio de forma transparente para el conservador.

 

Más info:

https://cultura.cordoba.es/equipamientos

 

 

 

 

 

 

 

Escribe tu comentario aqui